domingo, 9 de febrero de 2014

El Tipo de Hombres que Dios Necesita 2 Timoteo (2:2)



INTRODUCCIÓN

1. Al inicio de la 2a a Timoteo, vimos "El tipo de Hombres que Hace Dios"

   (2 Tim 1:7)...

   a. Hombres valientes

   b. Hombres fuertes

   c. Hombres amorosos

   d. Hombres sanos

2. En 2 Tim 2:2, encontramos ahora a Pablo dando un encargo a Timoteo...

   a. Enseñar a otros lo que Pablo le había enseñado a él

   b. Aquellos que en su momento pudieran ser capaces de enseñar a otros

3. En este encargo aprendimos como la iglesia del Señor iba a difundirse a si misma...

   a. Aquellos que eran enseñados enseñaban a otros

   b. Un ciclo continúo de aprendizaje y enseñanza

   [Un método efectivo y bastante adecuado, pero trabaja solo cuando son encontrados el tipo de hombres correctos. De nuestro texto (2 Tim 2:2), considere "El Tipo de Hombres que Dios Necesita"; por ejemplo, Él necesita...]


I. DIOS NECESITA DE HOMBRES FIELES

   A. FIELES AL SEÑOR...

      1. Así como el Señor mismo fue fiel, como lo fue Moisés – Heb 3:2

      2. Así como el mismo Pablo fue contado como fiel – 1 Tim 1:12

          -- Los hombres en los cuales el Señor puede confiar, depende de la

   B. FIDELIDAD A LA PALABRA...

      1. Mantener fiel el modelo de las sanas palabras, en amor y en fe – 2 Tim1:13

      2. Continuar en las cosas que uno ha aprendido – 2 Tim 3:14

    -- Hombres que predican la verdad de Dios, y que practican lo que predican

   C. FIDELIDAD A LA IGLESIA...

      1. A sus propios hermanos y hermanas entre los que servirán al Señor en medio de ellos

      2. Sirviendo a sus hermanos como lo hizo Epafras a la iglesia en Colosas – Col 1:7

    -- Los hombres en los que la iglesia local puede confiar, depender

   [En otras palabras, hombres "...que no solo han recibido la gracia de Dios, y son verdaderos creyentes en Cristo, sino que son hombres de gran verticalidad e integridad; aquellos que tienen la palabra de Dios, hablada atrevida, y fielmente, y no deja atrás nada que sea provechoso, sino que declara todo el consejo de Dios, sin ninguna mezcla o adulterio; por el evangelio que fue comisionado a su confianza, ellos llegarían a ser servidores, y de los tales era requerido que fueran fieles, y de esta manera, esto es mencionado como una aptitud necesaria y requerida en ellos..." (Gill).

   De nuestro texto, notemos que Dios también necesita...]


II. DIOS NECESITA HOMBRES IDÓNEOS PARA ENSEÑAR

    A. HOMBRES A SER ENSEÑADOS POR OTROS...

       1. A menos que los hombres estén dispuestos a ser enseñados, ¡el método de Dios no funciona!

       2. El mismo Timoteo provee un buen ejemplo:

          a. Dispuesto primero a ser enseñado por su madre y su abuela - ver 2 Tim 1:5; 3:14-15

          b. Dispuesto a ir con Pablo y ser enseñado por él – ver Hech 16:1-3

   -- Hombres dispuestos a ser primero estudiantes, y después maestros

    B. DISPUESTOS A APRENDER POR SÍ MISMOS...

       1. El estudio por uno mismo es una parte importantes de la preparación para enseñar – ver 2 Tim 2:15; 1 Tim 4:13,15-16

       2. Como es ilustrado por el sacerdote Esdras – Esdras 7:10

    -- Los hombres que no esperan que otros les enseñen, ¡sino que estudian por sí mismos!

   [En otras palabras, hombres que aprovechan cada oportunidad para aprender; ya sea que sea a los pies de alguien más, o en la privacidad de su propio estudio. ¡Ellos aman mucho la verdad! Note entonces que...]


III. DIOS NECESITA HOMBRES QUE ENSEÑEN

     A. DISPUESTOS A ENSEÑAR A OTROS HOMBRES...

       1. A menos que los hombres estén dispuestos a enseñar a otros, ¡el método de Dios no funciona!

       2. De Nuevo, Timoteo provee un buen ejemplo:

          a. Lo que él aprendió de Pablo, él estaba dispuesto a enseñar a otros – ver 1 Cor 4:17

          b. Pablo dependía de que él enseñara a otros – ver 1 Tim 1:3

       3. Enseñar a otros hace de alguien un ministro fiel de Cristo – 1 Tim 4:6

    -- Los hombres no guardan la verdad que aman para si mismos, ¡sino que la comparten con otros!

     B. DISPUESTOS A ENSEÑAR DE ACUERDO A SUS HABILIDADES...

        1. No todos sirven como un maestro en un sentido formal – ver 1 Cor12:29; Sant 3:1; Ef 4:11

        2. Sino que todos deben ser hábiles para enseñar algo a los demás – ver Heb 5:12

           a. Los hombres tienen diferentes habilidades – ver 1 Ped 4:10-11; Rom 12:3-8

           b. Aun aquellos que sirven con sus manos pueden enseñar a otros como hacerlo así

   -- ¡Los hombres enseñan cualquier cosa en que puedan tener la capacidad y la habilidad!


CONCLUSIÓN

1. Para que el evangelio sea difundido y para que la iglesia del Señor crezca, Dios necesita el tipo de hombres correctos...

   a. Hombres que sean fieles

   b. Hombres que sean idóneos para enseñar

   c. Hombres que enseñen

   -- En este caso, ¡hombres dispuestos a servir al Señor!

2. Esta necesidad no está limitada a aquellos del género masculino, el Señor también necesita...

   a. Ancianas que estén dispuestas a enseñar a las mujeres jóvenes – ver Tito 2:3

   b. Mujeres jóvenes que estén dispuestas a aprender de ellas – ver Tito 2:4-5

   -- En este caso, ¡mujeres dispuestas a servir al Señor!

   Ya sea en la forma en que esté manteniendo sus habilidades y la voluntad de Dios, cada uno debe ser tanto estudiante y maestro. Recuerde las palabras del salmista...

   "La posteridad te servirá; Esto será contado de Jehová hasta la postrera generación. Vendrán y anunciarán su justicia; A pueblo no nacido aún, anunciarán que él hizo esto." – Sal 22:30-31

   "Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad, Y tu potencia a todos los que han de venir." – Sal 71:18

   "No las encubriremos a sus hijos, Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, Y su potencia, y las maravillas que hizo. Él estableció testimonio en Jacob, Y puso ley en Israel, La cual mandó a nuestros padres Que la notificasen a sus hijos, Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán, Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos," – Sal 78:4-6

   "Generación a generación celebrará tus obras, Y anunciará tus poderosos hechos." – Sal 145:4

   Si todos fueran un estudiante y un maestro como lo es Usted, ¿la iglesia del Señor existiría en la siguiente generación...?


Apóstol Marcelino Frites

 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Los Decretos Apostólicos para el 2014

Año de Dominio y Expansión
No hay nada más poderoso, que la determinación corporativa de una generación.
No hay nada más violento que el posicionar de un cuerpo en la dirección de una meta y un objetivo de conquista.

lunes, 9 de diciembre de 2013

EL COMUN ACUERDO




TEXTO: AMOS 3:3. JUAN 14: 12 -13

  
INTRODUCCION
Es necesario que podamos caminar juntos, en un mismo sentir, para poder caminar en victoria. Así reflejaremos al mundo lo que el Señor ha hecho en nuestras vidas, nuestros matrimonios y en nuestros hijos.

martes, 11 de junio de 2013

¿A Quién Debemos Servir?


                                                                                    
   por el Apóstol Marcelino Freites

Una de las cosas que debe de aprender cada Cristiano a quien sirve, porque la biblia dice que no debemos de servir a dos señores, sino que debemos aprender a servir al Señor, porque cuando a Jesús se le presento el diablo para que le adoraras el señor le presento cual era su arma poderosa  y es el de adorar con servicio, porque si hay algo que no le gusta a el diablo es que usted le sirva al Señor con nada, ni en su obra ni con finanzas eso lo odia el diablo y a el que

miércoles, 15 de mayo de 2013

El que se enoja, pierde



por el Apóstol Marcelino Freites 

El resentimiento no se forma de la noche a la mañana, se forma por dejar que el sol se ponga sobre su enojo, provocando frustración y tristeza, empiece a ganar y no a perder.
Cuantas personas tienen un problema y se acuestan enojadas sin saber que se levantaran con una maldición y con el destructor en casa, es por eso que la biblia dice no deis lugar al diablo
Quiero hablar de algo que para el ser humano es sumamente común pero que a la vez al no saberlo manejar nos causa muchos problemas y pérdidas dentro de muchas familias que después del enojo no saben qué hacer.